Imagínate la situación:

Descubres algo que hace que tu corazón vibre

Acabas de leer algo que ha hecho que bajes el libro a tu regazo, mires hacia el infinito con ojos vidriosos y pienses: ¡es esto! ¡Esto es lo que hace tiempo que estaba buscando!

Empiezas a investigar

A partir de ese momento, lees todo lo que se ha escrito sobre el tema, te unes a cinco grupos de Facebook, sigues diez cuentas nuevas en Instagram, miras horas y horas de vídeos en YouTube… y encuentras EL curso perfecto para indagar en el tema.

Decides lanzarte de cabeza

A pesar de que no tienes muy claro por dónde van a ir los tiros, te matriculas en el curso, haciendo una inversión considerable. A ver, no es barato, pero para ti vale la pena, porque cada vez que lees el nuevo material empiezas a plantearte cosas que nunca te habías planteado y a descubrir nuevas posibilidades.

Lo comentas con las amigas

Toda emocionada, empiezas a pregonar a los cuatro vientos lo que has empezado, lo interesante que es y lo mucho que te gusta…

Y, justo en ese momento, alguien hace la pregunta:

Y eso, ¿para qué te va a servir?

Esta es una de las preguntas que más rabia y frustración me provocan en este mundo. Porque, con esta pregunta, la mayoría de las veces lo que quieren preguntarte es:

Y eso, ¿cómo te va a dar dinero?

Parece que, si  a lo que dedicas tiempo y esfuerzo no hace que ganes dinero, ya no sirve para nada.

Pero, como tú bien sabes, para las multipotenciales como nosotras (y dime, osada, pero diría que para una gran mayoría de las personas), esto no es cierto.

La chispa del descubrimiento es lo que nos mantiene vivas

La sensación de haber descubierto algo nuevo para nosotras, algo que nos embruja hasta el punto de que ocupar todos nuestros pensamientos y acciones, es algo que hace que merezca la pena estar aquí y ahora.

El “siemprelomismismo” nos mata

Personalmente, pensar en hacer una cosa para siempre, me parece es súmmum del aburrimiento.

Está muy bien ser especialista en algo, y hay muchísimas personas que son grandes especialistas y son necesarias. Pero esto no es para mi. Y, si estás leyendo esto, me imagino que tampoco es para ti.

Por eso, los consejos estilo “si escoges la cosa que más te gusta y haces de ello tu profesión, serás feliz para siempre” son peligrosos

Para empezar, nos gustan tantas cosas que

  1. no sabemos por dónde empezar
  2. nos provoca ansiedad pensar en abandonar el resto
  3. vivimos en el miedo constante de habernos equivocado

 

Entonces es cuando empezamos a saltar de una cosa a otra, sintiéndonos cada vez más perdidas. Y sintiéndonos avergonzadas, pensando que tenemos un problema y que por qué no podemos ser “normales” como los demás, que se dedican a una carrera y parecen contentos.

Porque en este consejo hay un problema de raíz

Esto de “si escoges la cosa que más te gusta y haces de ello tu profesión, serás feliz para siempre” se centra en el

qué hacer

y se olvida completamente del

quién eres

Lo que es una pena, porque es precisamente en saber quién eres donde está la Llave que te va a abrir las puertas del qué hacer.

Cuando sabes quién eres, cuáles son tus valores, cual es aquél deseo ardiente que se encuentra presente en todo lo que haces, entonces lo que haces tiene sentido para ti, aunque desde fuera parezca que no tiene sentido alguno.

Yo soy un culo de mal asiento

Sé que voy a seguir cambiando a lo largo de mi vida y que eso es exactamente lo que me va a hacer sentir viva.

Y mi Llave, lo que une todas mis pasiones, es el deseo crear un Hogwarts donde todas las que somos culos de mal asiento y que nos hemos sentido bichos raros durante nuestra vida podamos ser nosotras mismas.

¿Qué te parecería encontrar tu Llave?

Sé lo importante que es tener tu Llave y saber cuál es el Gran Por Qué que da sentido a todo lo que haces. Y también sé que, al principio, no es tan fácil saber cuál es.

Por eso, he escrito un ebook especialmente para tí.

En Culo de mal asiento, ¡y orgullosa! te guío por un viaje de cinco paradas para que indagues en tu interior y desentierres tu Llave. Porque creo que tu Llave no es algo que tengas que descubrir e inventar de cero, sino que es algo que ya está en ti y en todo lo que haces, lo que quizás algo escondida.

Ahora, la elección está en tus manos.

¿Cuál es tu llave?

¡Me encantará leerte en los comentarios!

 

Y, si quieres compartir tu aventura para obtener tu Llave, tus impresiones generales sobre el ebook y cualquier duda o comentario que quieras hacer, no te olvides de pedir acceso al grupo privado de Facebook La Madriguera de las Multipotenciales. Es un lugar seguro en el que ser nosotras mismas sin miedo (aunque no es Hogwarts, ¿te has dado cuenta del guiño a Harry Potter? :P)

¡Ahora es tu turno! ¡Ayúdame a compartir!
0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *